Los sectores que concentran el mayor número de reclamaciones

Un derecho que ha traído el consumo, y del que casi todo el mundo ha hecho uso alguna vez, es el derecho a reclamar. En el caso de que un servicio o producto no nos satisfaga, siempre podemos hacer uso de una garantía o de una devolución. Pero si esto último falla, ahí está la […]

Un derecho que ha traído el consumo, y del que casi todo el mundo ha hecho uso alguna vez, es el derecho a reclamar. En el caso de que un servicio o producto no nos satisfaga, siempre podemos hacer uso de una garantía o de una devolución. Pero si esto último falla, ahí está la reclamación, para venir al rescate. Es muy raro encontrar una compañía que no reciba reclamaciones por el servicio prestado.

A lo largo de este texto, vamos a profundizar sobre cuáles son los sectores que, actualmente, han sido más denunciados por los consumidores, y son los siguientes:

  • Telecomunicaciones (telefonía), (54%).
  • Banca (34%).
  • Seguros (32%).

Empresas con más reclamaciones

Estos son los 3 principales, pero, bajo el podio, también nos encontramos a los viajes (30%) y a las reformas y reparaciones en el hogar (28%). Así, por lo menos, lo muestra una encuesta realizada por la Organización de Consumidores y Usuarios (OCU). Los problemas más comunes que han destacado los preguntados, han sido:

  • Productos:
    • Mal funcionamiento (35%).
    • No ajustarse a lo previsto o lo prometido en la publicidad (14%).
  • Servicios:
    • Problemas en la facturación (28%).
    • Fallos con el contrato (22%).

Reclamaciones

Más datos para tener en cuenta

La encuesta facilitada por la OCU ha sido realizada, entrevistando a unos 1680 ciudadanos de forma aleatoria. Un 80% de estos ciudadanos aseguran que se han visto obligados a reclamar, dentro de los últimos 5 años. Incluso, podemos encontrar un 12% de ellos, que no llegaron a presentar la reclamación, ya que consideraron que no existían consecuencias prácticas para hacerlo.

Frente a esto último, la OCU también ha ofrecido datos. Estos, indican que, un 42% de todos los consumidores que reclamaron, consiguieron que el resultado fuera satisfactorio. Luego, existe otro 35%, para los que el resultado fue solucionado de forma parcial. Ya finalmente, nos encontramos con un 23%, a los que no les sirvió para nada reclamar, ya que no consiguieron el resultado esperado.

Oro para los operadores de telefonía

Nunca ganar un oro se ha atragantado tanto, y es que, las empresas dedicadas a las telecomunicaciones y a la telefonía, son las que más llamadas reciben para reclamar. Son ya un clásico en este primer puesto, aunque no están precisamente contentas por ello. De entre las quejas más comunes que nos encontramos, podemos destacar:

  • Problemas con los terminales. Debidos a una mala calidad de los móviles que ofrecen las compañías. La poca duración de la batería de los productos es otra de las constantes. Pero, no nos podemos olvidar, de lo fácil que es que se rompa un dispositivo.
  • Quejas ocasionadas por un mal servicio técnico. A todos nos gusta que, cuando se nos rompe un aparato, a este, lo arreglen bien. El problema se da, cuando existe una deficiente asistencia técnica, que provoca la consecuente reacción, por parte del cliente, que acaba reclamando.
  • Darse de baja. Muy abundantes, dentro de las telefónicas. Los sobrecostes que ocasiona tramitar una baja de una compañía, son causa del descontento de la gente y de su correspondiente reclamación.
  • Los sobrecostes. Debidos, principalmente, a los gastos que surgen al recibir la factura en papel, o las llamadas a los números de tarificación especial, como los 900.
  • Facturación. Las irregularidades en las facturas, es una de las principales cusas de que el ciudadano reclame.
  • Llamadas comerciales demasiado insistentes. Todos hemos sido víctimas de las llamadas comerciales, una y otra vez, a varias horas del día. Esto hace que ciertas personas, cansadas de la situación, decidan poner una queja.

Quejas

La banca le toma el pulso a las telefónicas

La segunda en discordia es la banca. El aumento de las reclamaciones, por parte de los clientes, han provocado que ocupen un segundo lugar, no deseado. En los últimos años, los productos financieros han acumulado, cada vez más, el número de reclamaciones; llegando incluso a igualar, en algún momento, a las de las telefónicas. El Banco de España, que es el encargado de acoger y estudiar estas quejas, cada vez tiene más trabajo.

Las reclamaciones más frecuentes son referidas a las comisiones cobradas, a los intereses pagados de más y al abuso con los productos financieros. Pero esto no es lo único, ya que, también, existen clientes de cajas y de bancos, que se quejan de que la información que transmiten las entidades financieras es imprecisa, incompleta y confusa. Esto último, se agudiza a la hora de explicar los servicios contratados y a la comercialización de los productos no solicitados. En este sentido, hay que ofrecer una mención especial a las tarjetas de crédito y débito.

Tampoco nos podemos olvidar de los préstamos y créditos, que siempre tienen un papel de protagonista dentro de las reclamaciones que emiten los consumidores. Las quejas relacionadas con los servicios hipotecarios son de todo tipo y aumentan, más y más, cada año. Seguramente os sonarán, por la televisión, los términos “Clausulas suelo” y “Productos financieros nocivos” (participaciones preferentes). No es de extrañar, ya que estos dispararon,en su momento las quejas, por encima del 200%, algo alarmante.

El tercer mosquetero, las empresas de seguros

Un clásico también, en lo que a reclamaciones se refiere. Muy cerquita de la banca, las compañías de seguros, ocupan un tercer lugar. Parte de la culpa, de esta situación, la tienen las cláusulas que, en ocasiones, vienen con letra pequeña y las constantes subidas de precio. Aunque, lo más común es que las quejas se produzcan por:

  • Los tomadores del seguro ven, muchas veces, las indemnizaciones insuficientes. Consideran que el perito ha valorado los daños por debajo de su precio. Es importante que se sepa, que existe el derecho de que otro perito haga la valoración del daño.
  • Que el seguro no indemnice, alegando que el daño no está cubierto. Es muy importante, por ello, tener bien claras las bases legales y las condiciones de la póliza, antes de reclamar. Tener muy claros los supuestos exentos de cobertura, es fundamental.
  • Subidas de prima sin avisar. En este sentido, si una subida no está contemplada en las condiciones de la póliza, la aseguradora está en la obligación de avisar.
  • Desvío de responsabilidades. Muchas veces, la aseguradora intenta desviar la responsabilidad a un tercero. En un edificio de vecinos, es común la situación que, frente a una gotera, la aseguradora aluda a que el problema viene de la general y que es problema de la comunidad.
  • Cambios en pólizas, sin consentimiento del asegurado. En ocasiones, en las reclamaciones presentadas, se indica que, la aseguradora, en ningún momento ha comunicado los cambios a los tomadores del seguro, algo que es obligatorio.
  • Dificultad para poder cambiar de compañía. Al asegurado se le obliga a avisar con un mes de antelación y debe pagar el año completo. Esto provoca múltiples quejas.
  • Lentitud en enviar a alguien del seguro, para arreglar un desperfecto. Esto provoca que el asegurado tenga que emprender la reparación, él mismo y el consecuente enfado y reclamación.

Conclusión a lo comentado

Poder reclamar es un derecho y, en ocasiones, puede ser interesante disponer de un buen gabinete de abogados. No temas en reclamar, si realmente estás convencido de que tienes la razón, aunque, asegúrate antes de haber leído toda la letra pequeña y conocer las cláusulas de los contratos con las distintas empresas y entidades. A pesar, de que se trata de sectores que actualmente ocupan los primeros lugares, en cuanto a reclamaciones, eso no significa, ni mucho menos, que se trate se compañías en las que no puedas confiar. Procura, antes de firmar cualquier tipo de contrato, conocer todo el contenido del mismo.

Los sectores que concentran el mayor número de reclamaciones
3
3.00 - 1 Voto
Compartir en: Twittericono twitter Facebookicono facebook

También te puede interesar