Pau A. Montserrat: “La comercialización vía oficinas bancarias ya no sirve”

La situación actual de la economía plantea muchas dudas. Se habla de una nueva crisis inminente, de otra burbuja inmobiliaria, de la delicada situación de los bancos como El Santander… Para resolver estos y otros enigmas Tecmoviles ha contactado con el especialista en el sector bancario y en finanzas Pau Antoni Montserrat Valentí. El también […]

La situación actual de la economía plantea muchas dudas. Se habla de una nueva crisis inminente, de otra burbuja inmobiliaria, de la delicada situación de los bancos como El Santander… Para resolver estos y otros enigmas Tecmoviles ha contactado con el especialista en el sector bancario y en finanzas Pau Antoni Montserrat Valentí. El también Licenciado en Economía y Administración de Empresas por la UIB hace un repaso con nosotros sobre la situación actual de la economía española y sobre el futuro de la misma, tratando temas tan polémicos como los alquileres, las pensiones, los sueldos o el futuro de la banca entre otros.

Entrevista Pau

Pau A. Montserrat Valentí

¿Existe un riesgo real de que se repita en España una crisis como la anterior en el corto o medio plazo?

Los economistas siempre tenemos claro que se van a repetir las crisis, porque las crisis por desgracia aún no hemos descubierto cómo se pueden eliminar. Siempre hay momentos donde la economía crece y momentos donde la economía cae y se produce una crisis. Lo que tenemos que intentar es minimizar los efectos de cada una de las crisis, lo cual es bastante difícil, ya que requiere de políticas que no siempre están en manos de los economistas y, en caso de que lo estén, muchas veces hay conflicto de intereses que impiden que se apliquen las políticas que convendrían a una colectividad, porque simplemente no interesa aplicarlas.

Parece ser que nos estamos situando en un escenario donde la próxima crisis se está alejando en el tiempo, es decir, muchos estaban apostando por 2020 y probablemente sea dentro de un año, dos o tres más. Existe la duda de que pueda ser más o menos dura que la anterior, pero como hay tantos ‘cisnes negros’ y tantas variables que pueden empeorar la situación, realmente es imposible saber si vamos a tener una nueva crisis igual o más fuerte que la anterior o no.

España desde luego tiene una posición delicada, teniendo en cuenta que tiene una deuda pública situada por las nubes y que tiene una economía que a nivel industrial está cada vez peor y en cuanto al mercado laboral tienen unos sueldos muy bajos.

Es necesaria una economía de mayor valor añadido y eso requiere de muchísimos cambios que de momento no se están produciendo. A esto hay que sumar que tenemos un sistema de pensiones que tiene problemas para financiarse. Todo esto va a requerir de impuestos que son un lastre para la economía.

¿Hay que preocuparse realmente por la caída de acciones del Banco Santander?, ¿considera posible que tengamos alguna noticia negativa más sobre otro banco?

Con respecto a la primera pregunta yo diría que la respuesta es sí, hay que preocuparse por la caída de las acciones de la banca en general y si eres un inversor desde luego. El modelo de negocio de la banca está cambiando o ha cambiado de forma radical. La comercialización vía oficinas bancarias ya no sirve.

El cliente ya no contrata productos solo porque haya una oficina en la calle, sino que se informa por Internet y contrata a distancia. Este cliente, además, ya no se fía del personal que ponen a su disposición en la banca y por tanto deja de ser rentable tener oficinas.

Se hace necesario digitalizarse y entran nuevos competidores que ya estaban digitalizados como es el caso de Google, Amazon, Facebook… Y por tanto el negocio bancario está sobredimensionado, requiere de una reestructuración que es cara, requiere de una reinvención del modelo de negocio y, está claro, que su rentabilidad en los próximos años va a ser mala y eso afecta a la cotización de las acciones.

Según su opinión, ¿volvemos a tener burbuja inmobiliaria?

De momento no. Por ahora los precios a nivel de compra venta inmobiliarios, no considero supongan una burbuja inmobiliaria. Esto es así, entre otras cosas, porque la banca está financiando ‘con más prudencia’ debido a los cambios legislativos y por diferentes variables las hipotecas no se conceden con tanta ‘alegría’. Por otra parte, tenemos unos sueldos para el que pueda comprar y unos ingresos de autónomo que están muy limitados y que no están creciendo, todo lo contrario, se están estancando. Esto hace que al final la cuota que se puede pagar es limitada, lo cual limita al final los precios inmóviles.

Por tanto, creo que en general no podemos estar hablando de que hay una burbuja inmobiliaria en la compraventa. Sí que en muchas zonas estamos detectando una burbuja en el precio del alquiler, porque, al ser difícil conseguir la financiación bancaria vía hipoteca y no poder comprar, hay muchos colectivos de la sociedad, como la gente joven, que no pueden comprar y al final, si se quieren independizar o tener un hogar, necesitan alquilar. En el alquiler sí que existe una burbuja pero que ya empieza a deshincharse.

Actualmente, existe preocupación por el precio de los alquileres, ¿es sostenible esta situación teniendo en cuenta los sueldos actuales?, ¿qué considera usted que se puede hacer para solucionarlo?

Muchas de las medidas que se están implementando, que cara al público son muy populares, son erróneas desde mi punto de vista. El limitar el precio del alquiler tendría que ser la última de todas las medidas a aplicar, ya que prohibir normalmente no funciona en los mercados.

Normalmente prohibir y poner limitaciones a los precios, lo que dispara es la oferta sumergida, es decir, que haya alquileres que no se declaran o bien, simplemente, hace que la gente que iba a poner sus casas en alquiler las venda. Esto último provoca que, en lugar de bajar los precios, en realidad suben porque no hay suficiente oferta de inmuebles para alquiler.

Lo que yo considero que hay que hacer y que no se está haciendo, porque parece que no es lo más popular, es justamente potenciar que el que tenga viviendas en propiedad las quiera poner en alquiler. Para eso, primero tenemos que tener una regulación que evite el miedo que tiene un propietario a que alguien pueda dejarle de pagar y que no haya manera de desahuciarlo. También el miedo a que el inquilino le pueda destrozar la casa.

Cuando hay familias vulnerables, debe ser el propio sector público, con sus viviendas protegidas, las que deben acoger a esta gente que no puede pagar alquiler. De este modo, se evita que asuma ese coste la propiedad privada. Igualmente, el proceso de desahucio por impago de alquiler debe ser muchísimo más rápido y efectivo, se hace necesario que haya un registro positivo de buenos pagadores, de gente que paga el alquiler y nunca de problemas. Esto haría que esa gente tuviera fácil acceso y mejoraría el mercado.

Son soluciones que los políticos de ahora no está poniendo sobre la mesa, pero que creo que es ahí donde realmente hay que incidir. Después el sector público tiene que construir o comprar al sector privado viviendas para utilizar como viviendas de VPO, públicas, de una manera efectiva, no dejando que todo el mundo deje de pagar, que en eso también el sector público es muy especialista. No hay un parque de viviendas de protección oficial en alquiler y se necesitan en España.

De los grandes bancos, ¿cuál cree que ofrece mejor servicio de atención a sus clientes?

Hasta no hace mucho ING era la referencia para las recomendaciones hacia los clientes. Pero estamos viendo que cada vez más la política de ING está provocando que los clientes empiecen a quejarse. Yo he visto bastantes quejas por las redes sociales que antes no veía. Después, ING está dejando de ser un banco que ofrezca los mejores productos a nivel, por ejemplo, hipotecario. Ya no es el líder de buenos productos, por tanto ¿quién ofrece mejor servicio de atención al cliente? Es muy difícil de saber, lo que es más fácil de saber es quién ofrece el peor servicio de atención al cliente, que son la mayoría.

La banca tiene que acostumbrarse, no sólo a digitalizar, no sólo a ofrecer grandes portales, buenos portales, donde operar con ellos a distancia que en eso apuestan mucho: tenemos Bankinter, Caixabank, BBVA, Santander, Bankia… no sólo basta con poner a disposición de los clientes una herramienta potente para operar a distancia, que también, sino que cumplan con sus expectativas y cuando el banco se equivoca corregir.

El banco que tenga el 100% de las quejas que pone un cliente resueltas y que, cuando ese cliente va al servicio de reclamación del Banco de España y Banco de España le da la razón, cumpla el 100% de los informes, que ahora por desgracia no son vinculantes, del Banco de España, en ese momento podremos estar hablando de un buen banco que tiene un buen y un mejor servicio de atención a sus clientes. De momento, no podemos señalar ninguno.

Banca online Vs banca tradicional ¿cree que la transición se está haciendo de manera adecuada?, ¿están los bancos en la misma página tecnológica que los consumidores?, ¿Cómo se verá afectada la banca en un futuro por la tecnología blockchain?

Banca online Vs banca tradicional es la única pregunta, la cual nosotros en enfintech.com analizamos de forma constante. De hecho, este comparador de productos tecnofinancieros lo hemos fundado para que el cliente adquiera esa cultura ‘fintech’ que ahora mismo no tiene.

No podemos hablar de banca online y banca tradicional, ya que la banca tradicional va a desaparecer. Todo va a ser banca online, es decir, todo va a ser una relación con nuestros productos financieros a distancia, donde para una determinada contratación o para determinados procesos de información que requieran de una persona (véase un análisis de varios fondos de inversión que nosotros ya hemos estudiado, pero queremos que un profesional, un asesor financiero, nos acabe de explicar cuál cree que se adecua más a nuestro perfil o en determinados momentos de nuestro préstamo hipotecario también nos gusta contactar con alguien mediante una entrevista personal), vamos a necesitar personas que pueden estar en una oficina o un despacho y que pueden incluso dar ese servicio a distancia con Skype. Al final, el trato personal también se puede hacer a distancia.

Pensemos que ya hay movimientos al respecto de los gigantes tecnológicos, de los que en un futuro pueden ser un banco Google, Amazon o Facebook que, a lo mejor, ofrecen todos los servicios bancarios o solo una parte. Este tipo de competidores va a entrar en el mercado y va a hacer que la forma actual de trabajar de la banca, que cree que con poner a disposición de los clientes herramientas online basta para ser banca online, tenga que transformar también su forma de gestionar la relación con los clientes y el tipo de producto bancario que ofrece.

Se me ocurre, por ejemplo, que las hipotecas dispongan de cláusulas que permitan tener en cuenta la situación de cada cliente y puedan adecuar el tipo de interés en caso de reducciones de sueldo o se queden en paro durante un tiempo y que de forma automática se le bonifique el tipo de interés y pague solo carencias.

Adaptaciones de las hipotecas a cada persona, no solo en el precio inicial, sino en las condiciones. Eso a nivel de tecnológico ya se puede hacer prácticamente a tiempo real. Por tanto, vamos a ver en la banca online, no sólo una relación a distancia, sino una nueva forma de relacionarnos con nuestros productos financieros y nuevos productos y servicios financieros. En cuanto a la tecnología blockchain, ésta lo que permite es un registro contable que se puede utilizar para muchísimas cosas y la banca lo está utilizando también para ello.

Pau A. Montserrat: “La comercialización vía oficinas bancarias ya no sirve”
5.00 / 5
5.00 - 1 Voto
Compartir en: Twittericono twitter Facebookicono facebook

También te puede interesar