Escrito por

Cómo darse de baja en ONO paso a paso | Teléfono y correo


A todo el que ha contratado una línea de teléfono o ha hecho negocios con una operadora, le ha pasado. Para darte de alta, todo son buenas palabras, sonrisas y facilidades. Pero, como dijo aquel, prometer hasta meter y después de haber metido, se fastidió lo prometido.

Cuando tienes algún problema e intentas darte de baja, comienza una auténtica odisea que se puede prolongar durante varias semanas. En el caso que nos ocupa, nos vamos a centrar en una operadora en concreto, pero dejando claro que en los procesos de rescisión de un contrato, casi todas son igual de retorcidas en su actitud.

Nosotros te vamos a enseñar cómo darse de baja en ONO paso a paso, tanto en teléfono como en correo como en Internet o lo que sea tengas contratado con ello.

Siguiendo estos pasos, puede que consigas lo que sólo unos pocos afortunados han logrado: darse de baja a la primera. Es más, en algún lugar secreto, hay un pasillo en el que se cuelgan las fotos de estos elegidos por el dios de las telecomunicaciones. Gente tocada por la mano de los ángeles que solucionó todo en una llamada y no tuvo que reclamar, chillar, demandar o amenazar a nadie. Los milagros existen, pero mejor saber donde buscarlos.

Correo y teléfono ONO

Desde hace varios años, ONO forma una gigante y peligrosa alianza con Vodafone, a quien ha dado su infraestructura en cable para Internet en casa, a cambio de recibir el potencial de Vodafone en telefonía móvil. De hecho, sus productos estrella, como el de las grandes operadoras de nuestro país, es el combo de Fijo + Internet + Móvil + Televisión. Cuanto más, mejor. Más dinero para ellos.

Vaya por delante que ni Vodafone ni Ono han sido nunca de las operadoras más económicas. Por este motivo, mucha gente acaba dándose de baja. Sobre todo, porque cuando cumple la oferta de promoción, el salto de precio es importante.

Para aquellos que se arrepientan de su movimiento, aquí tienen el correo y el teléfono de ONO (El Número de telefono gratuito Vodafone | Atención al cliente), además de otras vías de comunicación con la empresa.

Eso sí, antes de llamar, es imperativo saber qué tipo de contrato has firmado. Básicamente, porque si está sujeto a algún tipo de permanencia, es posible que tengas que tragar durante algunos meses más.

Lo habitual es que el periodo de permanencia sea de 18 meses, cuando lo que has contratado es un pack combinado. En tal caso, debes ver si te merece la pena pagar la elevado indemnización que te van a pedir o aguantar hasta cumplir el plazo para salir pitando de la compañía.

Si no tienes permanencia o ya la has cumplido, puedes proceder con el largo, tedioso e irritante proceso de baja que te espera. Para ello, ten a mano toda la documentación relacionada con ONO. Desde el contrato que firmaste, a las facturas que te han mandado. Si también guardas la oferta a la que te acogiste, mejor que mejor. En muchos casos se les pilla por ahí, pues la publicidad es vinculante y puede ser un elemento diferenciador a la hora de salir de ONO con facilidad.

Así las cosas, tienes cinco opciones diferentes para ponerte en contacto con ONO y dar luz verde a la baja:

  • Teléfono: El teléfono al que debes llamar es el 902 929 000 (sí, de tarificación especial, pero el equivalente en teléfono nacional es el 963 501 210. De nada). También puedes llamar al 1400, desde donde te derivarán al departamento correspondiente. Es importante que te faciliten el número directo del departamento de bajas y el número de referencia de tu solicitud, por si tienes que llamar otra vez, no pierdas una hora esperando a que te lo cojan y explicando tu historia otra vez.
  • Teléfono Vodafone: Otra alternativa es el teléfono de atención al cliente de Vodafone. El 123 o el 607 123 000 si llamas desde un número de otro operador. Desde ahí te pasarán con el departamento de bajas. Está operativo de Lunes a viernes, de 09:00 a 22:00 horas.
  • Teléfono Ono: Ono también dispone de un teléfono de bajas para clientes. En este caso, el 22123.
  • Correo Ordinario: Para ello debes escribir una solicitud de baja, a la vieja usanza y enviarla por correo ordinario. La dirección postal es: Vodafone España – Att. Departamento de bajas – Avenida de América 115, 28042 Madrid. En la misma debes aportar tus datos personales y el motivo de la baja.
  • Correo Electrónico: A través de la web de Ono o por medio de correo electrónico a ono@ono.es. Es importante que te envíes una copia a ti mismo para tener constancia de la reclamación y que luego no te digan que no les ha llegado o que ha habido un problema. Los mails llegan siempre, otra cosa es que les hagan caso.
  • Burofax: Según expertos en la materia, éste es el método más eficaz a utilizar, aunque te cueste algo de dinero. Puedes hacerlo de forma telemática, a través de la web de Correos, o puedes acercarte a una sucursal de Correos y enviarlo a la vieja usanza.
  • Fax: Para enviar un fax, es importante que lo hagas con la nota que adjuntamos a continuación y lo envíes al 963 201 515. No olvides reseñar tus datos personales y número de teléfono, para estar localizable.

Nota para Fax – “Solicito la baja definitiva de los servicios que tengo contratados con el número de teléfono: -número de teléfono-. Adjunto fotocopia del DNI. Asimismo, solicito cualquier devolución que deba hacerme por servicios cobrados por adelantado”.

Cómo darse de baja en ONO paso a paso

Una vez formalizada la baja, toca esperar a que ONO dé el paso definitivo y rompa la relación mercantil con nosotros. El plazo que tiene para ello es de 48 horas en días laborables, por lo que si pilla fin de semana, la cosa se demoraría algo más. Se demoraría la baja que no el proceso de cortejo que se inicia en el momento que haces la petición de ruptura.

Desde ese momento y hasta el adiós definitivo, los teleoperadores de ONO sólo tendrán un afán en su vida: reconquistarte. Te llamarán del orden de 4 o 5 veces, con ofertas que horas antes ni se planteaban hacerte. Aceptarlas o no es cosa tuya. El orgullo no sirve de nada en estos casos. Si la oferta es atractiva e interesante, acepta y no te compliques.

Más que nada porque, de no hacerlo, también te tocará llevar el router a alguna tienda vinculada, si quieres que te devuelvan o que no te quiten el dinero del mismo de tu cuenta.

Problemas para dar de baja a ONO

Ya hemos comentado que darse de baja de ONO no es fácil, pero no hemos puesto ejemplos concretos. Ahora vamos a hacerlo. En concreto, vamos a enumerar los problemas para dar de baja ONO más habituales. Situaciones recurrentes que los operadores se saben de memoria, para intentar que los clientes insatisfechos desistan y no se vayan.

  • Llamada infinita – Es un clásico atemporal que sigue más que vigente y que tiene dos vertientes. La primera, directamente, que no te cojan el teléfono porque las líneas estén saturadas. La segunda, que te lo cojan y te tengan en espera una hora. O más. No desistas, al final, conseguirás tu objetivo. Si no, habrán ganado ellos.
  • Otro departamento – Es una de las jugarretas más sucias que hacen los teleoperadores. Si llamas al 1400, te dicen que eso lo llevan en bajas y que ellos no pueden pasarte. Si llamas al 22123, te dicen que ellos tampoco lo llevan. Por último, llamas al 1590 y allí no saben nada. Al final, tras 20 llamadas, lo das por imposible. Error. Es tu derecho.
  • Permanencia – Es importante que, antes de darte de baja, compruebes si tienes contrato de permanencia. Si lo tienes, tendrás que pagar indemnización. Si no lo tienes, vía libre para marcharte. Eso sí, no será la primera vez que el teleoperador diga que el contrato de permanencia está vigente o que es de más tiempo del que firmaste, por si cuela. Que no te engañe
  • Contraofertas – Desde que te consigues dar de baja, hasta que ésta es efectiva, hay un margen de 48 horas. En esos dos días, los teleoperadores de Ono te van a llamar más que el día de tu cumpleaños. Si ya has dado el paso, es lógico que lo mantengas, pero no desdeñes las contraofertas que, en ocasiones, reducen la factura hasta un 80%.
  • Pago pendiente – Otra excusa lamentable que utilizan algunos teleoperadores es la de la factura pendiente. Dicen que hasta que no se abone, no pueden cursar la baja. Así, ganan tiempo y hacen que muchos clientes se olviden. Lo cierto es que si no has tenido problema alguno con los pagos, raro es que lo tengas justo cuando te vas a ir.
  • De Ono a Vodafone y viceversa – Si llamas a un teléfono de Vodafone para darte de baja, te dicen que eres cliente de Ono. Cuando llamas a Ono, eres de Vodafone. Al final, el mareo al que te someten hace que lo dejes por imposible. El error es pensar que son empresas distintas, cuando están fusionadas y una u otra te puede dar la baja.

Así las cosas, lo habitual, por desgracia, es que tengas problemas para dar de baja ONO. No obstante, y advertido sobre el asunto, al menos sabes a lo que te atienes. Paciencia y tiempo libre para solucionar un problema que te puede costar mucho dinero como lo dejes por imposible.

También te puede interesar:

Lo más interesante
Top 6
artículos
Síguenos